Camino a la web 3.0: de Prosumidores a curiosos desarrolladores

Hoy en día la posibilidad de consumir y producir información en internet parece no tener límites. Cada vez existen más recursos de distribución y cooperación en línea y últimamente está creciendo en internet un sinnúmero de posibilidades de programación lo suficientemente amigables como para que no tenga que ser un desarrollador IT (un Ingeniero de Sistemas) el que cree programas y aplicaciones nuevas, sino que lo pueda hacer un ciudadano común y un curioso de a pie como tú y como yo.

Si recapitulamos en la historia, cuando se empieza a utilizar el internet, sólo los ingenieros de sistemas eran capaces de cambiar la información de las páginas web a través de una densa programación en código. Luego se crearon páginas de fácil administración, con un sistema que permitía a cualquier persona alterar la información. Posteriormente ya no sólo podíamos alterar los contenidos de la web sino crearla con formatos y diseños disponibles. Ahora podemos alterar la web, cambiar su diseño e incluso incorporar sistemas de alertas sobre los cambios de la misma. Es evidente que cada vez hay más posibilidades de participación en línea y que los usuarios de Internet vamos ganando privilegios cibernéticos (y poderes).

Hoy los desarrolladores se han concentrado lo suficiente en programar posibilidades de participación, al punto que que han creado una serie de recursos que hacen de materia prima para que tú mismo puedas construir una plataforma online. Se trata de sitios web a los que te suscribes como es usual en las redes sociales y experimentas con las posibilidades que se te presentan y las adaptas a tus necesidades e intereses.

Este tipo de plataformas usualmente responden a las siguientes posibilidades:

1. Georeferenciación: te permiten reflejar en un mapa elementos informativos distribuidos con una referencia geográfica. Es muy útil para mostrar la zona de incidencia de proyectos de desarrollo, los puestos de distribución de información de un proyecto, una red de servicios especializados y hasta una cadena de restaurantes. Estas herramientas pueden servirnos para hacer reportes de impacto geográfico en caso de desastres naturales, para identificar asesores de una red, o para lo que querramos. Se trata de presentar en un mapa datos relacionados lógicamente. Se trata de plataformas opensource, es decir, de código abierto.

Ejemplos:

2. Sistemas de educación a distancia: plataformas que permiten organizar módulos de una materia e interactuar a través de TICs con los estudiantes para construir conocimientos. Pueden servir de refuerzo para las clases presenciales o constituirse como cursos 100% a distancia. Los contenidos los ponen los maestros.

Ejemplo:

3. Creación colectiva: son espacios que invitan a la creatividad y participación colectiva:

¿Suficiente para ir experimentando? Los dejo con la miel en los labios hasta el próximo post.

Si te gustó este artículo, ¡compártelo!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crowdsourcing, Educacion 2.0, Open Source, Tecnología, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s